Más en
Carrito 0

¿Cuánto cuesta crear una tienda online?

Publicado por Guillermo Martorell en

Esta es la primera pregunta que surge cuando alguien se plantea vender por Internet. La respuesta a esta pregunta ha ido variando en los últimos 15 años:

  • En 1999 montar una tienda online era todo un reto. No existían prácticamente referentes y había que programar casi todo desde cero. Se necesitaba un equipo de programadores, diseñadores de interfaz de usuario, diseñadores gráficos... El coste total de crear una tienda podía superar los 100.000 €.
  • En 2008 empezaron a aparecer algunas plataformas que ofrecían la posibilidad de montar una tienda sin grandes inversiones, pero seguía siendo necesaria la intervención de programadores y de diseñadores web, pues había ciertos aspectos que todavía eran complicados, como la integración de pasarelas de pago. En total, por unos 10.000 € podías crear una tienda online bastante decente.
  • En 2014 vender por Internet está al alcance de cualquiera. Hoy en día sin tener prácticamente conocimientos técnicos se pueden montar tiendas online en plataformas como Shopify o Squarespace, que no tienen nada que envidiar a Amazon o eBay. Y si se subcontrata el servicio de puesta en marcha de la tienda, se puede hacer a partir de unos 500 €.

Pero esto es sólo lo que se refiere al dinero. En realidad, en este tipo de negocios la inversión más importante se hace en tiempo, no en dinero. Yo incluso diría que la clave del éxito de una tienda online está en la inversión en cariño, es decir, en cuánta ilusión y dedicación ponemos en el proyecto.

De esta forma, la respuesta a la pregunta inicial sería:

  • Dinero: Muy poco. Sobre todo al principio, conviene empezar con lo mínimo e ir creciendo a medida que crece el negocio. Obviamente, hay excepciones: si la base de tu negocio es un software o un producto propio, hay una inversión en investigación y desarrollo del producto que puede llegar a ser importante.   
  • Tiempo: Mucho. Hay muchos frentes que requerirán nuestra dedicación: la selección del catálogo de productos, la relación con proveedores, la creación de contenidos, la realización de fotos, la logística de envío, la relación con medios y blogs, el marketing, el SEO, la parte administrativa del negocio... La lista es muy larga. Por eso, si no le vas a poder dedicar bastante tiempo a tu negocio online, especialmente en sus primeros años, quizá es mejor que no lo empieces. 
  • Ilusión, cariño y perseverancia: Muchísimo. Es importante creer en tu producto, tener siempre una actitud positiva y empujar aunque no veas resultados al principio. El primer año es muy posible que prácticamente no vendas nada, pero es algo normal. La gente no te conocerá y se tarda cierto tiempo en  aparecer en las primeras páginas de resultados de los buscadores o en los medios de comunicación. Una vez pasa de largo la primera ola de ventas a familiares y amigos (que probablemente serán menores de lo que esperas), llega una larga época de sequía. Una travesía del desierto en la que deberás armarte de paciencia y perseverar.

Si tienes claro todo esto y decides crear tu propia tienda online, ten por seguro que, aunque el éxito nunca se puede asegurar, estará más cerca de lo que te imaginas.

¡Mucho ánimo!

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información